Casa del Tibet

Noticias

SPANISH TIBET OFFICE: Dejen Volver a Casa al Dalai Lama – Por Nancy Pelosi y James McGovern

SPANISH TIBET OFFICE: Dejen Volver a Casa al Dalai Lama – Por Nancy Pelosi y James McGovern

The Boston Globe | Por Nancy Pelosi y James McGovern |  13 de julio de 2018

Tenzin Gyatso, el XIV  Dalai Lama, celebró su cumpleaños número 83 la semana pasada. Qué maravilloso regalo sería si China tratara al pueblo tibetano con la dignidad y el respeto que merece y dejara que el Dalai Lama fuera a su casa en el Tíbet, ya sea de visita o para quedarse.

El Dalai Lama nació y se educó en el Tíbet. Fue reconocido como la reencarnación del XIII Dalai Lama  cuando tenía sólo 2 años, y cuando tenía sólo 6 comenzó sus estudios monásticos. Aunque el Dalai Lama es el líder espiritual del Tíbet, humildemente se describe a sí mismo como un simple monje budista.

Antes de que el Dalai Lama pudiera terminar su educación, fue llamado a asumir el liderazgo de su pueblo, después de la invasión de China al Tíbet, en 1950. Trabajó para preservar la autonomía y cultura tibetanas, hasta que años de creciente resentimiento contra las restricciones impuestas por los comunistas chinos, llevaron  a una revuelta a gran escala en marzo de 1959. Cuando el levantamiento fue aplastado por las tropas chinas, el Dalai Lama se vio obligado a huir, y finalmente se estableció en Dharamsala, en el norte de la India.

Desde entonces, China ha obligado al Dalai Lama a permanecer en el exilio. Durante casi 60 años, no ha podido regresar a su tierra natal ni a las personas que lidera. Esto está mal.

El artículo 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos afirma: “Todos tienen derecho a abandonar cualquier país, incluido el suyo, y regresar a su país”. Como ciudadanos estadounidenses, tenemos ese derecho y lo ejercemos.

El Dalai Lama es famoso en todo el mundo por su compromiso con la paz. Él siempre ha abogado por la no violencia, incluso frente a la agresión extrema. En 1989, ganó el Premio Nobel de la Paz en reconocimiento de su campaña no violenta de décadas de duración para terminar con la dominación de su país por parte de China. En 2007, cuando el Congreso otorgó al Dalai Lama la Medalla de Oro del Congreso, el entonces presidente George W. Bush lo llamó “un hombre de fe, sinceridad y paz.”

El pueblo tibetano que vive dentro de China tiene muchos reclamos. Aunque las autoridades chinas ven al Dalai Lama como parte del problema, durante mucho tiempo hemos creído que él es parte de la solución.

Hubo un tiempo en que el objetivo tibetano era la independencia. Pero desde la década de 1970, el Dalai Lama ha buscado una reparación a través de negociaciones. A fines de los años ochenta, propuso el Enfoque del Camino Medio como un camino hacia la autonomía tibetana dentro de China.

Hoy, su compromiso con la no violencia y su reconocimiento como el líder espiritual de los tibetanos en todo el mundo le confieren una innegable legitimidad que sería de gran beneficio si China estuviera dispuesta a reiniciar el diálogo que se ha suspendido desde 2010.

Pero China no ha aprovechado esta oportunidad para avanzar hacia la paz. En cambio, las autoridades ven al Dalai Lama con sospecha, lo menosprecian y lo acusan de fomentar el separatismo. Parecen creer que con su muerte eventual e inevitable, estarán seguros de consolidar su control sobre el Tíbet.

No estemos tan seguros. Hoy, en todo el mundo, vemos las consecuencias de la represión de las minorías religiosas y étnicas.

Todavía hay tiempo. No es demasiado tarde para que China elija un camino diferente. Imaginemos la reacción del mundo si las autoridades chinas afirmaran el derecho del XIV Dalai Lama a regresar a su tierra natal si así lo desea. Imaginemos si le dieran a Su Santidad el respeto que merece como hombre de paz. Imaginemos si, a través del diálogo de buena fe, buscaran aliviar las tensiones, en lugar de implementar políticas que las exacerben. Imaginemos.

Instamos a nuestros conciudadanos a unirse en un llamado a los líderes chinos para que el Dalai Lama vuelva a su casa.-

Data noticia: 
Lunes, 16 Julio, 2018
Tipo: 
Altres notícies