Casa del Tibet

Historia

Historia

La historia reciente del Tíbet

La historia del Tíbet como país se remonta al año 2.134 del calendario tibetano. Tíbet ha sido independiente, con historia y cultura propias, hasta el año 1.959 de nuestro calendario, cuando fue invadido por el ejército chino.

La Invasión China (1949-1951)

El gobierno comunista recientemente establecido en China envió tropas para invadir el Tíbet en 1949.  Se impuso un tratado sobre el gobierno tibetano en mayo de ese año, reconociendo su soberanía sobre Tíbet, pero reconociendo también la autonomía del gobierno tibetano con respecto a los asuntos internos de Tíbet.  En la medida que los chinos consolidaron su control, violaron repetidamente el tratado y fue creciendo una abierta resistencia a su dominio. Una resistencia que condujo al Levantamiento Nacional en 1959, y la huida a India del Jefe de Estado y líder espiritual del Tíbet, el Dalai Lama.

La comunidad internacional reaccionó con conmoción ante los hechos en Tíbet.  El asunto del Tíbet fue discutido en numerosas ocasiones por la Asamblea General de las Naciones Unidas entre 1959 y 1965.  Tres resoluciones fueron aprobadas por la Asamblea General condenando las violaciones de China a los derechos humanos en Tíbet, y requiriendo a China respetar esos derechos, incluyendo el derecho del Tíbet a su libre determinación.

Después de 1959: destrucción

La destrucción de la cultura del Tíbet y la opresión de su pueblo fue brutal durante los siguientes veinte años tras el levantamiento.  Un quinto de la población del país, cerca de 1,2 millones de tibetanos, murieron como resultado de las políticas de China; muchos más se consumieron en prisiones y campos forzados; y más de 6.000 monasterios, templos y otras construcciones culturales e históricas fueron destruidos y sus contenidos saqueados.  

En 1980, Hu Yao Bang, Secretario General del Partido Comunista visitó el Tíbet - el primer oficial superior en hacerlo desde la invasión.  Alarmado por la magnitud de la destrucción que vio allí, solicitó una serie de reformas drásticas y una política de "recuperación".  Se dijo que su renuncia obligada en 1987, fue en parte resultado de esta visión sobre el Tíbet.  En 1981, Alexander Solzhenitsyn describió el régimen chino en el Tíbet, incluso, como "más brutal e inhumano que cualquier otro régimen comunista en el mundo".  La moderación de las políticas de China en el Tíbet llegó muy lentamente después de 1979 y permanece todavía hoy severamente limitada.

Intento de Diálogo entre Tíbet y China

El Dalai Lama envió dos delegaciones para sostener conversaciones exploratorias a alto nivel con el gobierno chino y los líderes del partido en Beijing entre 1979 y 1984.  Las conversaciones no tuvieron éxito porque los chinos no estaban preparados en ese momento para discutir nada esencial, excepto el regreso del Dalai Lama del exilio.  El Dalai Lama siempre ha insistido en que su regreso no es un problema, en cambio, el tema que necesita ser tratado es el futuro de los seis millones de tibetanos dentro del Tíbet.  La opinión del Dalai Lama es que su propio regreso dependerá totalmente de la solución de la situación y derechos del Tíbet y su pueblo.

Datos sobre el Tíbet

  • En 1959, Tíbet fue invadido violentamente por el ejército chino.
  • 1.200.000 tibetanos, la sexta parte de la población fueron asesinados.
  • Más de 6.000 monasterios, templos y monumentos fueron destruidos.
  • Más de 130.000 tibetanos se vieron obligados a vivir en el exilio, incluido el Dalai lama.
  • Los Derechos Humanos son violados continuamente, tal y como denuncian organismos internacionales como UNESCO, El Parlamento Europeo,  Amnistía Internacional, etc.
  • El genocidio, tortura y represión, continúan presentes hoy en día en Tíbet.
  • El Panchen Lama, la segunda autoridad espiritual más importante del budismo tibetano, después del Dalai Lama, fue secuestrado a la edad de seis años, juntamente con su  familia. Es el prisionero político más joven del mundo.
  • Los abortos forzados y la esterilización obligada a mujeres tibetanas son prácticas habituales hoy en día en Tíbet.
  • La religión, lengua y cultura tibetana están prohibidas en el Tíbet.
  • La fauna autóctona está en peligro de extinción.
  • Cerca del 80% del territorio ha quedado deforestado.
  • Un 25% de los misiles intercontinentales de cabezas nucleares múltiples del gobierno chino están en territorio tibetano. El suelo tibetano es utilizado como uno de los más grandes cementerios nucleares del mundo.
  • En julio de 2006 se inauguro el tren Beijing-Lhasa. Tras la imagen de modernidad, una inversión millonaria para aumentar la colonización de chinos en el Tíbet.
  • En la actualidad, hay más chinos que tibetanos en el Tíbet: 8 millones de chinos contra 6 millones de tibetanos.