Casa del Tibet

Noticias

CUATRO: Piden cerrar el Instituto Confucio en la Universidad de Zaragoza por ser "propaganda" del régimen comunista chino

CUATRO: Piden cerrar el Instituto Confucio en la Universidad de Zaragoza por ser "propaganda" del régimen comunista chino

EUROPA PRESS
17/10/2017

La Plataforma 'Stop Instituto Confucio' ha solicitado el cierre de este centro en la Universidad de Zaragoza por ser "una herramienta de propaganda" del régimen comunista chino y porque la contratación de docentes "ha sido discriminatoria". Así lo ha afirmado un miembro de la Coordinación de esta plataforma, Fernando Romeo, quien ha comparecido en Comisión de las Cortes de Aragón este martes.

Romeo ha aseverado que "tenemos pruebas de que estos institutos están controlados por el Partido Comunista Chino como una herramienta de propaganda de este régimen a lo largo del mundo".
"Las profesoras de la Universidad de Zaragoza han pasado por una práctica discriminatoria que consistía en adjuntar una carta de recomendación en la que se evaluaba la ideología política", ha comentado Romeo.

Una idea sobre la que Carlos Iglesias, abogado de derechos humanos, ha añadido que "este centro no contrata a personas por tener una creencia religiosa", lo que a su juicio "no puede ser admitido en una ciudad libre, como ha ocurrido en Zaragoza", ha declarado. Por su parte, Thubten Wangchen, director de la Fundación Casa del Tibet, ha asegurado que esta red educativa "recibe dinero del gobierno chino y no es limpio", sobre ello ha señalado que "hay que dar a los alumnos mensaje de libertad".

Además, esta plataforma ha solicitado a las Cortes de Aragón una investigación sobre estos centros, así como interpelar al Departamento de Educación en relación a las negociaciones para implantar aulas en los colegios de infantil, primaria y secundaria. "Este instituto debe de ser eliminado de nuestra universidad y no dejar que entren a los colegios, algo que ya ha pasado en Suecia, Alemania, Canadá o Estados Unidos", ha concluido Romeo.

ASUNTO COMPLEJO
Por parte del PP, Fernando Galve ha calificado el "tema" como "bastante complejo". "Condenamos cualquier violación de los derechos humanos y cualquier dictadura, sea de donde sea y venga de donde venga", ha añadido. En su opinión, "todos los escritos dicen que el Instituto Confucio es una entidad sin ánimo de lucro que difunde la cultura". "Este tipo de centros existe en las universidades más prestigiosas pero en algunas se ha cerrado no exento de polémica", ha recordado este portavoz.

La socialista Julia Vicente ha escuchado "con atención y preocupación las manifestaciones" de los comparecientes porque "desde el PSOE defienden de toda manera y siempre los derechos humanos y las libertades". "Parece que es el Gobierno el que está aquí, pero hay un convenio entre dos universidades. La nuestra, la propia de la Comunidad, ha venido aumentando la internacionalización de su campus no solo con China, también con el sur de Francia o con Sudamérica", ha explicado Vicente.

Marta Prades, defendiendo la posición de Podemos, ha manifestado que "los derechos humanos tienen que ser respetados en cualquier lugar del mundo". "En su exposición se solapa la crítica al régimen comunista y esta defensa. Estamos en contra de cualquier régimen que no los respete y la política no puede usarse para que los pueblos sean masacrados", ha opinado. Además, Prades ha reivindicado "la cultura para crecer como individuos, abrir mentes, enriquecernos y no separarnos".

La diputada del PAR Lucía Guillén ha "entendido la preocupación con el Instituto teniendo en cuenta toda la información que han traído". "Sin embargo, esa transmisión de cultura y valores, a pie de calle, no se ve como una amenaza sin profundizar ni meterse más en lo que hacen", ha añadido en este mismo sentido de reflexión. Para ella, "generalmente la gente busca de ellos poco más que aprender el idioma". "Es el objetivo básico de los que se inscriben", ha asegurado Guillén, apostando también por "más control".

Por parte de Ciudadanos, su portavoz en la Comisión de Comparecencias Ciudadanas, Jesús Sansó, ha asegurado que "se percibe con sus palabras el trasfondo político y económico que rige estos institutos". "Estamos ya curados en el tema del adoctrinamiento. Me gustaría recalcar esto: a pesar de estar en la otra punta del mundo, intuyo que los valores occidentales no son tan diferentes de los que preconizaba Confucio. Hablamos de libertadas individuales", ha manifestado Sansó.

Desde el Grupo Mixto, Gregorio Briz (CHA) se ha mostrado "en contra de cualquier sistema dictatorial y totalitario, fascista o comunista". "Estoy a favor de la liberación del Tíbet", ha añadido. Pero, según ha matizado, "no hay que exagerar más de la cuenta porque la Universidad decide democráticamente la vinculación a este Instituto Confucio con controles del Consejo de Administración para decidir programas y actuaciones". "No se puede llegar a desproporcionar los planteamientos", ha defendido

Data noticia: 
Miércoles, 18 Octubre, 2017
Tipo: 
Notícia sobre la Casa del Tíbet