Casa del Tibet

RITMOS XXI: El arte feminista, sin voz en China

RITMOS XXI: El arte feminista, sin voz en China

El régimen chino prohíbe la apertura de una exposición de arte feminista. "La mayoría de las exposiciones proceden total o mayoritariamente de obras de artistas masculinos".

 

 

Miguel Mirón Pérez @migmiron

/ 8 enero 2016

 

“En China hay un vacío moral y de humanidad”. Palabras de un artista chino. Ai Weiwei es el artista disidente más conocido de todo el planeta. El régimen chino le acusó de evasión fiscal y pornografía. Sin embargo, su arte confronta con las ideas del régimen político de China. Un hecho que a la dictadura no sienta bien.
 
Pero sí no hay hueco en China para los críticos tampoco lo hay para el arte feminista. Las autoridades chinas han prohibido la apertura de una exposición en la cuestionaba la desigualdad de género. La muestra, titulada Jian, Violación: Violencia de Género. Códigos Culturales, esperaba abrir sus puertas a finales de 2015 en una galería de arte de Pekín, en el distrito Sanlitun-Gongti.
 


 
Xiao Lu.
 
La exposición, organizada por la artista Cui Guangxia, era una respuesta a la llamada de la ONU para concienciar a los hombres de los derechos de las mujeres. Finalmente, su objetivo no llegará a territorio chino.
 
“El cierre por las autoridades locales podría ser el resultado de la sensibilidad a cualquier discusión abierta de los derechos humanos en China”, afirma Guangxia. O podría ser porque la artista es una de más de una docena de artistas chinos arrestados el año pasado por expresar su apoyo a las protestas contra el régimen chino en Hong Kong. O podría ser una combinación de todos estos factores. "Ellos dijeron: no cualquiera puede celebrar un concierto o una exposición".
 
La exposición censurada contenía obras de 32 mujeres y 32 hombres, convirtiéndose en la primera muestra que trataría el tema de la igualdad de género en China.

"La mayoría de las exposiciones proceden total o mayoritariamente de obras de artistas masculinos, con sólo una o dos mujeres”, señala Xiao Lu, una de las voces más importantes del arte feminista del país asiático.

2015 fue el año donde hubo una mayor proliferación del activismo feminista en China, pero también de la represión contra ella. Las mujeres utilizaron las redes sociales para protestar contra la discriminación en la educación, los salarios y los derechos de propiedad. En marzo del pasado año, cinco activistas fueron arrestados durante más de un mes por la distribución de pegatinas opuestas al acoso sexual.
Data noticia: 
Friday, January 8, 2016
Type: 
Altres notícies