Casa del Tibet

EL MUNDO: Los 55 años de exilio del Dalai Lama

EL MUNDO: Los 55 años de exilio del Dalai Lama

TÍBET Aniversario del alzamiento que provocó la huida al exilio del líder del budismo tibetano

El Dalai lama, durante una reciente visita al Capitolio, en...

El Dalai lama, durante una reciente visita al Capitolio, en Washington. Afp

Actualizado: 10/03/2014

Hoy se cumple el 55º aniversario del alzamiento que provocó la huida al exilio del Dalai Lama, más de medio siglo en el que el líder del budismo tibetano no ha podido regresar a su tierra, más de cinco décadas sin una solución pacífica para el conflicto.

"Las causas de las protestas contra el Gobierno chino son la represión política, la asimilación cultural, la marginación económica, la discriminación racial, el desplazamiento de las poblaciones nómadas y la destrucción medioambiental", ha dicho hoy en un comunicado el Parlamento Tibetano en el Exilio, con sede en la ciudad india de Dharamshala.

En los últimos cinco años, 126 monjes se han inmolado en señal de protesta contra las políticas chinas en el Tíbet. Un total de 108 han fallecido debido a las quemaduras.

El Gobierno de Pekín insiste en etiquetar al Dalai Lama como un elemento disgregador que incita a la violencia y busca la independencia del Tíbet. "No hay ningún cambio en nuestra visión del problema del Dalai Lama", afirmó esta semana Padma Choling, el representante jefe de la provincia del Tíbet en la Asamblea Popular Nacional. "La independencia" significa regresar a la teocracia, aseguró en declaraciones recogidas por el diario 'China Daily'.

'El camino intermedio'

El líder budista, sin embargo, hace años que defiende públicamente los medios pacíficos y lo que se ha dado en llamar el "camino intermedio", una autonomía para el Tíbet dentro del Estado chino que proteja los derechos religiosos e individuales de la población.

Las tropas comunistas de Mao Zedong ocuparon el Tíbet en octubre de 1950 apelando a liberar al pueblo tibetano de la "opresión imperialista". Las autoridades tibetanas, sin muchas más opciones, llegaron entonces a un acuerdo con el Gobierno de Pekín que trataba de mantener la autonomía política y religiosa de la provincia bajo el mandato político del Dalai Lama. Pero la situación pronto degeneró.

El 10 de marzo de 1959, una serie de protestas contra la ocupación se transformó en una rebelión armada apoyada por el servicio secreto estadounidense, que había estado entrenando a guerrilleros tibetanos.

La revuelta fracasó. Miles de tibetanos fueron abatidos en los combates contra las tropas comunistas. Numerosos monasterios fueron destruidos. El Dalai Lama huyó entonces a la India y encontró refugio en Dharamshala, desde donde ha estado patrocinando la causa tibetana desde hace 55 años.

 

Data noticia: 
Monday, March 10, 2014
Type: 
Altres notícies