Casa del Tibet

EL MUNDO: La cruzada contra el Dalai Lama centra la conmemoración china de los 50 años de la Región Autónoma del Tíbet

EL MUNDO: La cruzada contra el Dalai Lama centra la conmemoración china de los 50 años de la Región Autónoma del Tíbet

  • Las referencias al líder espiritual del budismo tibetano fueron la tónica general del acto
  • El 'Global Times', voz del PC, llamó "mentiroso" al Premio Nobel de la Paz de 1989
  • Según la Campaña Internacional por el Tíbet, desde 2009 se han inmolado 143 personas
    Celebración en el Palacio de Potala, hoy, en Lhasa.
    Celebración en el Palacio de Potala, hoy, en Lhasa. AFP

ALMA LÓPEZ FIGUEIRASEspecial para EL MUNDO Pekín
Actualizado:08/09/2015

El simbólico Palacio de Potala, en Lhasa, fue el lugar elegido este martes por las autoridades chinas para manifestar su cruzada contra el separatismo y elogiar su contribución al desarrollo socioeconómico durante la conmemoración oficial de los 50 años de la denominadaRegión Autónoma del Tíbet.

En clara referencia al XIV Dalai Lama -líder espiritual del budismo tibetano o lamaísmo, exiliado en la India desde 1959-, Yu Zhengsheng, "número cuatro" en la jerarquía del Partido Comunista de China en tanto presidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh, equivalente a una cámara alta), enfatizó en su discurso que "se llevará a cabo una lucha contra las fuerzas separatistas para salvaguardar la unidad y la estabilidad del Tíbet".

Previamente, según informó la agencia oficial Xinhua, Yu se había reunido con miembros del Ejército, la Policía Armada y representantes de organismos judiciales, a los que instó a "estar preparados" para enfrentarse a la "prolongada batalla" contra los aliados del Dalai Lama.

Asimismo, frente a centenares de asistentes y una nutrida delegación gubernamental, Yu también se refirió al desarrollo socioeconómico de la región. "En los últimos 50 años, el Partido Comunista de China y el pueblo tibetano han liderado la transformación de un viejo Tíbet atrasado a un nuevo Tíbet vibrante y socialista".

En este sentido, el representante del Gobierno chino en el evento oficial de conmemoración destacó que el PIB de la región autónoma se había multiplicado por 68 y que la construcción de infraestructuras o el mejorado nivel de vida de la población evidenciaban el desarrollo socioeconómico de las últimas décadas.

Dentro de la comunidad tibetana, sin embargo, se denuncia la discriminación económica tras la masiva migración de chinos de etnia han desde la fundación de la región autónoma, así como la represión de las tradiciones religiosas locales.

Respecto a este último punto, Yu, que se ocupa de grupos religiosos y minorías étnicas dentro del Partido, señaló en su alocución que "los asuntos religiosos deben tratarse según la ley, y los problemas deben ser gestionados a través de la vía judicial".

Las referencias al líder espiritual del budismo tibetano fueron la tónica general de la conmemoración, tanto en el discurso pronunciado en Lhasa como en los editoriales de la prensa oficial. El diario 'Global Times', voz del Partido Comunista, llamó "mentiroso" y "cruel gobernante en el exilio" al que fuera Premio Nobel de la Paz en 1989.

Una conmemoración polémica

Este año se celebran varios aniversarios sensibles para esta remota región del suroeste de China. Aparte de los 50 años de la Región Autónoma del Tíbet -creada el 1 de septiembre de 1965, después de ser ocupada por las tropas comunistas chinas en 1951-, este año también se cumple el 80º aniversario del XIV Dalai Lama y el 20º aniversario de la desaparición de un joven que había sido elegido por el exiliado líder espiritual como 'panchen lama' (segunda figura más importante del budismo tibetano). El pasado domingo, en una inusual declaración que tuvo lugar durante la presentación de un informe sobre el Tíbet, las autoridades chinas comunicaron que este joven, de 6 años cuando desapareció, "lleva una vida normal y no quiere ser molestado".

En vísperas de la conmemoración oficial de este martes, la organización Free Tibet, con sede en Londres, manifestó que las celebraciones "pueden engalanar a la China del siglo XXI, pero pertenecen a la época maoísta". Recordó, asimismo, que la denominada Región Autónoma del Tíbet -una parte del 'Gran Tíbet'- permanece cerrada a los medios de comunicación independientes y las organizaciones de derechos humanos. "Si los tibetanos tienen una buena historia que contar, por qué Pekín no les deja contarla con libertad", subrayó la organización en su comunicado.

Junto a los uigures de Xinjiang (noroeste), los tibetanos son una de las 55 minorías étnicas reconocidas por el Gobierno chino que más reivindica su identidad cultural y se rebela ante los dictados de Pekín. Según la Campaña Internacional por el Tíbet, desde 2009 se han inmolado al menos 143 personas en la región autónoma y otras zonas tibetanas de China para protestar contra la represión. El último caso registrado es el de una mujer que se prendió fuego a finales de agosto para denunciar la demolición de viviendas y el realojamiento de pastores nómadas.

China considera al Tíbet parte inseparable de su territorio, mientras que los tibetanos argumentan que la región fue independiente en la práctica durante décadas, hasta su ocupación por las tropas comunistas en 1951. Desde entonces se han registrado diversos episodios de confrontación violenta, como el levantamiento de 1959 o las protestas de 2008.

 

Data noticia: 
Wednesday, September 9, 2015
Type: 
Altres notícies