Casa del Tibet

Notícies

Oficina Tíbet NY: Europa, Estados Unidos y Canadá plantearon el tema del Tíbet en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Oficina Tíbet NY: Europa, Estados Unidos y Canadá plantearon el tema del Tíbet en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Pidieron a China garantizar los derechos y el acceso de observadores externos

Campaña Internacional por el Tíbet (ICT)

Ginebra, 28 de junio de 2012 – Delegaciones gubernamentales hablaron públicamente ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre el empeoramiento de la situación de los derechos humanos en el Tíbet actualmente, como parte del punto 4 de la agenda del Consejo (de la 20ª sesión), “Situaciones de derechos humanos que requieren la atención del Consejo”.  Los países que han planteado el tema del  Tíbet fueron: Bélgica, Canadá, República Checa, Dinamarca, Francia, Suecia y Estados Unidos. La declaración de Dinamarca en nombre de la Unión Europea también fue apoyada por los países no-miembros de la Unión Europea: Croacia, Macedonia, Montenegro, Islandia, Albania, Bosnia y Herzegovina, y Liechtenstein. 

Los gobiernos expresaron preocupaciones específicas sobre la actual crisis en el Tíbet, entre otras:

  • Bélgica: la severa represión de las manifestaciones de las autoridades chinas y la autoinmolación de 42 tibetanos que sienten que sus derechos religiosos y culturales no son plenamente respetados;
  • Canadá: las políticas gubernamentales chinas restringen las prácticas religiosas;
  • Dinamarca: el deterioro de la situación, especialmente en áreas tibetanas de la provincia de Sichuan, y las noticias de arrestos en masa, seguidas de autoinmolaciones en Lhasa y otras partes, así como los informes de que la Región Autónoma Tibetana ha sido cerrada a los extranjeros;
  • Francia: actos de desesperación, tales como la autoinmolación de tibetanos.
  • Suecia: Medidas de mano dura contra los tibetanos por parte de las autoridades chinas; y
  • Estados Unidos: las políticas del gobierno chino que socavan las tradiciones idiomáticas, religiosas y culturales.

Los gobiernos pidieron al gobierno chino tomar acción en:

  • Dinamarca y Suecia: asegurar que los derechos humanos de personas pertenecientes a minorías étnicas, en especial en Tíbet y Xinjiang, sean completamente respetados, incluyendo sus derechos a la libertad de expresión, de asamblea y de religión o culto, así como el derecho a disfrutar de su propia cultura y uso de su propio idioma; y
  • República Checa: permitir el acceso irrestricto a todas las áreas tibetanas para un monitoreo independiente, incluso por diplomáticos y periodistas. 

Tsering Jampa, director ejecutivo de la Campaña Internacional por el Tíbet en Europa, dijo: “Hemos visto una significativa y oportuna reacción a la situación de crisis en el Tíbet por parte de delegaciones durante la 20ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Las preocupaciones expresadas deben ser ahora plenamente consideradas por el gobierno de la República Popular de China, según sus obligaciones con varios convenios internacionales de derechos humanos, y actuar en consecuencia sin demora para que los legítimos reclamos del pueblo tibetano sean tratados con justicia. Así ha sido el asunto urgente del Consejo de DDHH de la ONU y es ahora el asunto urgente del gobierno chino.-

OFICINA DEL TIBET en New York
Email: phuntso@igc.org

Data noticia: 
Dijous, 28 Juny, 2012
Tipus: 
Altres notícies